martes, 8 de noviembre de 2011

Despertando el poder de sanación de tus manos.


Despertando el poder de sanación de tus manos.


Te has preguntado porque cuando te sientes mal, sientes la necesidad de que alguien te toque o que alguien te abrace, quizás, porque sabemos inconscientemente que hay un poder sanador en cada ser humano, es como los delfines, seguramente habrás escuchado que nadar junto a ellos, es una terapia magnifica, para curar muchos de tus males, lo mismo sucede con nosotros, los seres humanos, solo que no todos hemos desarrollado ese poder.
Hay un poder increíble en cada ser, todos podemos sanar y ayudar a que alguien sane, porque en nuestras manos existe un gran don, que nos concedió el creador, de hecho si no lo crees, has un experimento, cuando sientas algún dolor o alguna incomodidad en tu cuerpo pon tus manos sobre esa área y siente como fluye la energía, otra forma es acercando los dedos de las dos manos e irlas separando lentamente, sentirás, como unos rayitos que salen de tus dedos se cruzan y te provocan una sensación extraña en las yemas de tus dedos, esa es la energía que sale de tus dedos, es un poder curativo y está en ti.
Desde hace mucho tiempo, incluso desde antes de Cristo ya existía este tipo de curación, pero fue el mejor maestro Jesus, el que demostró que con sus manos, miles de enfermos sanaron milagrosamente, resulta que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, entonces todos tenemos ese gran don, solo que vive dormido dentro de nosotros.
Para que comiences a despertar tu don, comienza ayudando a alguien, que sienta algún dolor, pon tus manos cercas, a unos diez centímetros del paciente y deja que fluya tu don sanador, quizás en menos de diez minutos, ya habrás logrado ayudar a sanar, pero la recompensa es sentir que hiciste algo bueno por alguien, ayudaste a sanar.

 
Ir al menú principal

Entradas al Azar